Después de viajar por casi todos los países de latinoamérica, ejecutando proyectos de optimización energética y consultorías técnicas especializadas en combustión, habiendo conocido también otras regiones, considero que vivimos en la más linda del mundo. Por esta razón, para iniciar la publicación de artículos de otros autores, he escogido el escrito por la Gerente Técnica de FICEM y publicado en su revista, porque nos muestra que importantes grupos cementeros latinoamericanos están asumiendo la responsabilidad de proteger nuestra extraordinaria biodiversidad, como una forma de “pagar la tierra”, aplicando una sagrada costumbre ancestral de  nuestros pueblos originarios.

 

descargar-pdf